Un bocado a la Columbia Británica

Un bocado a la Columbia Británica

No hace falta conducir muy lejos para ver paisajes diversos e impresionantes en el sur de BC (siglas del inglés, British Columbia). Océano, montañas, bosques e islas están presentes en aprox. 550 km.

Se empieza en Vancouver, donde se pasan un par de días conociendo las tiendas, la gastronomía y las vistas desde el rompeolas de Stanley Park. El tercer día se conduce hasta la terminal de ferris de Tsawwassen, de donde salen los maravillosos viajes en barco hasta Swartz Bay, en la isla de Vancouver. Se pasan un par de días en Victoria explorando la fotogénica capital. El cuarto día se va al norte de la isla por la Hwy 1 parando en Chemainus, un antiguo poblado de leñadores reinventado como ciudad artística. Se sigue hacia el norte y se hace noche en Nanaimo. La mañana siguiente se regresa en ferri a la terminal de Horseshoe Bay, en West Vancouver. Desde allí, la Sea to Sky Hwy (Hwy 99) discurre por acantilados y montañas hasta Whistler, una localidad turística con muchas actividades de aventura y bares de esquiadores. La vuelta a Vancouver son 130 km.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Fora de Peggy’s Cove.

Cuándo visitar Nueva Escocia

  • May-jun: el viajero evitará la subida de precios del verano y sentirá que tiene toda la provincia para él solo.
  • Jul-ago: las flores silvestres florecen a medida que aumentan las temperaturas
© Mark Fleming / Stocksy United
Panorámica de la isla de Vancouver

Vida de isla

La isla de Vancouver es un lugar ideal para poner el contador a cero y ver qué depara el mundo: despreocupada, poco urbanizada y más pausada que la Columbia Británica continental. 

© EB Adventure Photography / Shutterstock