Un destino urbano sostenible: Gotemburgo, Suecia

Texto por
Mark Johanson, autor de Lonely Planet
Turismo sostenible: los tejados de Linnestaden, Gotemburgo, Suecia
Mikael_Tigerström_Getty_Images

Gotemburgo, una ciudad sostenible

Decidida a no depender de los fósiles en el 2030, los brotes verdes de la sostenibilidad empiezan a dejarse ver en Gotemburgo, la segunda ciudad de Suecia. 

Turismo sostenible: sostenibilidad. Gotemburgo, Suecia

El icónico tranvía de Gotemburgo © Antony McAulay / Shutterstock

 

A los habitantes de Suecia no les gusta presumir, así que ya presumimos nosotros por ellos: Gotemburgo merece todos los elogios posibles por mantenerse en cabeza del Global Destination Sustainability Index, el índice global de destinos sostenibles, con el 95% de sus hoteles con certificado verde, el 97% de su transporte público que funciona con energía renovable y con las credenciales ecológicas de los restaurantes de la ciudad expuestas como si fueran las insignias de grandes premios. 

Pero no siempre ha sido así. El puerto marítimo invirtió décadas en su transformación de centro neurálgico industrial a centro de innovación donde los viejos almacenes renacen como mercados de alimentación, las salas de calderas albergan galerías de arte y los mataderos se convierten en bodegas de vinos urbanas. Es como si, de repente, las entrañas del pasado más crudo de la ciudad se hayan convertido en lienzos sobre los que pintar nuevas ideas.  

 

Turismo sostenible: sostenibilidad. Liseberg Park de Gotemburgo

Liseberg Park © Mark Johanson / Lonely Planet

 

Este atractivo al alza ha generado un gran crecimiento y se prevé que en los próximos 15 años la población de Gotemburgo aumente en un tercio. Por fortuna, para su 400º aniversario, en el 2021, la ciudad se ha regalado un nuevo parque público que ejemplifica la dedicación de Gotemburgo a la accesibilidad. En el Jubileumsparken todo el mundo puede bañarse en la piscina flotante, tomar el sol en la playa artificial o cultivar hortalizas en el huerto urbano sin tener que pagar nada. Además, hay una impresionante sauna sobre el agua cuyos vestuarios se construyeron con 12 000 botellas recicladas.  

 

Turismo sostenible: sostenibilidad. Jardín Botánico de Gotemburgo, Suecia

Jardín Botánico de Gotemburgo © Mark Johanson / Lonely Planet

 

Y quien prefiera darse un capricho e ir de compras debe saber que Gotemburgo se enorgullece de contar con marcas sostenibles como Nudie Jeans, cuyos pantalones se venden con la garantía de arreglos de por vida. Otra tienda de filosofía slow, Thrive, solo vende marcas que ofrecen sueldos decentes a sus trabajadores, que usan materiales que no son tóxicos y que, en definitiva, diseñan prendas con mucho estilo. 

 

Turismo sostenible: sostenibilidad. La sauna del Jubileumsparken, Gotemburgo, Suecia

La sauna del Jubileumsparken © Mark Johanson / Lonely Planet

 

Un buen sitio donde alojarse es Gothia Towers. Tiene 1200 habitaciones y es el hotel más grande de Europa con calificación “Muy buena” por parte del asesor en sostenibilidad BREEAM. Allí se pueden tomar cócteles endulzados con miel del apiario del hotel, saborear comidas elaboradas con ingredientes recién recogidos del huerto que hay en la azotea del edificio y disfrutar del spa de la planta 20ª, que funciona con energía eólica. Además, este hotel queda justo delante del parque de atracciones sostenible Liseberg, que es el más grande de Escandinavia.  

 

De primera mano 

«Liseberg es simplemente tremendo. Todas las atracciones funcionan con energía eólica renovable, ¡y luego hay una que se llama Loke y que, en realidad, ahorra energía mientras funciona!». 

Katarina Thorstensson, estratega de sostenibilidad de Gotemburgo. 

Best in Travel 2021

 

 

¡Apúntate a nuestra newsletter y explora el mundo con Lonely Planet!

Nuestras guías

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.