Segundo día

Hay que dirigirse al Vaticano y visitar en primer lugar los Museos Vaticanos. Tras admirar la Capilla Sixtina y demás obras de arte, se completa la visita en la basílica de San Pedro. Si se tienen fuerzas, se sube a la cúpula, diseñada por Miguel Ángel, que ofrece vistas fabulosas de la plaza de San Pedro.

Se toma el metro y se cruza el río para ir a Piazza di Spagna. Tras sentarse un rato en la escalinata, se camina hacia la Fontana di Trevi y, como manda la tradición, se echa una moneda al agua para asegurarse el regreso a Roma. Después se sube la colina para contemplar la puesta de sol en Piazza del Quirinale, frente al palacio presidencial, el Palazzo del Quirinale.

Se pasa la tarde-noche en la animada zona que rodea Campo de’ Fiori. El Barnum Cafe es ideal para tomar cócteles y escuchar música tranquila, y el Open Baladin, para probar cerveza artesanal.

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Riomaggiore, Italia
Duncan Garwood ha pasado 15 años viajando por Italia para Lonely Planet. Él explica por qué no renunciará a viajar por este maravilloso país.
Bonade_Alfredo_500px
Llegada a grandes ciudades europeas
Al llegar a una gran ciudad europea se puede visitar el Castillo de Praga, observar a la gente en París o bañarse en un balneario en Budapest.
Soloviova Liudmyla / Shutterstock
Navidad en Bruselas, Bélgica
Hemos investigado algunas tradiciones festivas navideñas y aquí te explicamos cómo se inventaron los árboles de Navidad, los calendarios de adviento y muchas otras.
Carlos Alkmin / Getty Images