Deportes y actividades Galicia

Galicia al aire libre

La peculiar geografía de Galicia, que puede resultar molesta para los desplazamientos, resulta fantástica para las actividades al aire libre. El mar rodea la región y casi a pie de playa ya comienza el monte. En el interior de Ourense la tierra asciende por encima de los 2000 m y ofrece un paisaje completamente diferente. Hay, además, ríos, cañones, planicies y abruptas montañas. Se puede hacer todo tipo de deportes; siempre hay una nueva experiencia por descubrir.

Deportes acuáticos en Galicia

La costa gallega es muy diversa, con zonas al abrigo de las rías y aguas más rudas en el exterior y cara norte. Las Rías Baixas son perfectas para navegar en barco y alquilar un kayak para bordear la línea costera. En verano es habitual ver a windsurfistas que aprovechan las rachas de viento que canalizan las rías y en inverno se les unen los amantes del kitesurf. El material necesario para realizar estos deportes se puede alquilar en cualquier puerto deportivo, abundantes en toda la costa. En estos puntos suelen ofrecer otros servicios de alquiler, como el de motos de agua y lanchas con capitán para hacer wakesurf.

De la costa de Ferrol a la frontera con Asturias las playas se vuelven más salvajes, con olas casi todo el año, perfectas para practicar surf. Los arenales del municipio de Valdoviño son famosos por estar dentro del circuito internacional de este deporte, pues las condiciones son excelentes.

El submarinismo se practica en toda Galicia. Unas de las áreas más reseñables son los alrededores de las islas que forman el Parque Nacional das Illas Atlánticas, por su gran riqueza submarina, tanto animal como vegetal. Destacan las Cíes, hábitat de los caballitos de mar.

También en agua dulce se practica deporte. Además de kayak se puede hacer rafting en los ríos Ulla, Miño y Sil, entre otros. Para los más aventureros, están las ofertas de barranquismo en la Serra de Outes, Noia; el río Xallás, en O Pindo, y en el río Verdugo, en Pontevedra.

Excursionismo en Galicia

Hacer una ruta de senderismo en Galicia es tan fácil como echarse a andar. Están por todas partes, incluso en las ciudades. Y es que la naturaleza no desaparece nunca del paisaje gallego. En Vigo, por ejemplo, está la Senda Azul, que recorre la costa; en Pontevedra, la ruta del río Lérez, y en A Coruña, el ascenso al monte de San Pedro. Los circuitos suelen estar señalizados, aunque a veces hay que prestar atención porque las indicaciones se esconden entre los árboles. Se recomienda informarse en el punto de turismo de la zona para conocer las opciones y niveles de dificultad de cada una. 

Algunas de las rutas más fascinantes para practicar excursionismo son las que recorren las Fragas do Eume. También las que discurren entre faros en la Costa da Morte y la subida al mirador de Vixía Herbeira, en la costa ferrolana. Al final de este  ascenso esperan los acantilados más altos de Europa. Las Cíes son un placer para caminar entre gaviotas y olas, aconsejable también con niños. Si se busca alta montaña, Pena Trevinca, en Ourense, supera los 2000 m de altura.

Ciclismo en Galicia

El ciclismo tiene grandes aficionados en Galicia; sin embargo, por lo general los carriles urbanos son cortos y los interurbanos, peligrosos, porque discurren parejos a la carretera. Además, la región no es la más adecuada para este deporte si no se está en buena forma física: el terreno es muy desigual, con pronunciados desniveles, curvas cerradas y caminos pedregosos. Aun así, hay algunas rutas, como la Vía Verde del río Eo, en Lugo, que cuenta con 12 km perfectos para un paseo apto para todas las edades.

Los diferentes trazados del Camino de Santiago también se pueden recorrer en bicicleta, pero muchos tramos discurren por la propia carretera y tienen fuertes desniveles, con lo que hay que extremar las precauciones. 

Las zonas verdes y la montaña son otra cosa. Los amantes de las BTT y el ciclismo de montaña encontrarán escenarios excelentes para esta práctica. La Xunta de Galicia ha creado los centros BTT en los que se pueden consultar las zonas habilitadas. Véase www.turismo.gal.

Otros deportes en Galicia

Las principales ciudades gallegas cuentan con campos de golf (www.fggolf.com). Los entornos en los que se ubican son privilegiados: áreas naturales rodeadas de pinos y otros árboles. Un ejemplo es el club de golf La Toja, en O Grove, famoso por estar en una isla. 

Los ayuntamientos también cuentan con canchas de tenis, baloncesto y fútbol públicas. Algunos incluyen espacios para los skaters. En Santiago se encuentra uno de los mejor equipados, en pleno centro de la ciudad, justo detrás del Parlamento de Galicia.

Practicar esquí es complicado, pues la nieve se acumula en un período muy corto de tiempo. Con suerte se puede intentar en la estación de Manzaneda (Ourense), con 17 km de pistas. 

 

Tienda

Un recorrido por más de 200 libros de viaje para descubrir todos los países del mundo.

Artículos más leídos

Parador de Baiona, en Pontevedra.

Parador de Baiona, una fortaleza en las Rías Baixas 

Parador de Baiona.</body></html>

© Paradores
Playa El Portet en Moraira, Alicante

1.    Playa de Ballota, Llanes, Asturias

Playa de Ballota, Asturias

©Alfredo Maiquez/Shutterstock
Garachico, pueblo de costa de Tenerife, Canarias, España
España tiene miles de kilómetros de costa y muchos pueblos bellísimos bañados por el mar. De ellos, hemos seleccionado 16 que podrían figurar entre los más bonitos de España.
David_Ionut_Shutterstock